jueves, noviembre 13, 2008

Yo no entiendo ni papa.


Justo cuando parecía que ya nada nos iba a sorprender en política, los fantoches de cuello blanco lo dejan a uno estupefacto una vez más; todo se debe a sus peculiares maneras de manejar los asuntos de Estado:

CSJ ratifica que reformas a Artículos 239 y 240 son inconstitucionales.

La palabra pétreos basta y sobra. Creo que nadie se puede confundir con eso. Pero hay quienes sí.

Y aquí va la nota que me hace gracia:

Pepe y Michelletti deben responder por las enmiendas de los artículos 239 y 240. ¿Y sólo ellos?
Justificar a ambos lados
No me explico cómo la figura de mayor autoridad de este partido sale en defensa de la ética. Sí, según ella, el Vicepresidente o Designado y el Presidente del Congreso no deberían aspirar a la más codiciada candidatura ¿Por qué diablos avaló a Elvin Santos y Micheletti como representantes en jefe de sus respectivos movimientos ante el TSE? Y no me refiero con esto al asunto legal que lo permite, sino al ético que, en su momento, la presidenta debió señalar. Es muy fácil hacerlo ahora que la CSJ lo rectifica, pero ella hasta ahora se ofusca.

De todas maneras dudo que la Fiscalía, encargada de presentar acusaciones, le pare bola a Doña Paty .

Conclusiones preliminares:

  • El original artículo 239 exige la cabeza de quienes le quite o añada alguna palabra a las disposiciones que custodia, aunque sólo sean de forma. No me queda claro si seremos espectadores de una interpretación fundamentalista de la ley. Pese a ello, por mí que se los cojan a todos.
  • Me parece mejor la figura de Vicepresidente, pues mantener varios Designados con altos salarios podría resultar aun más caro; incluso la presente administración revela lo superflua que puede ser una vicepresidencia. Ahora volvemos al pasado gracias a la falta de visión de nuestros políticos. Y no es fácil modificar esto.
  • En este país las leyes vienen planteadas de forma tan ambigua y aparentemente absurda que resulta difícil entenderlas para un ciudadano común. Cuando debería ser todo lo contrario: claras y muy específicas favoreciendo así la comprensión de su contenido, que es de interés general.
  • Por último, si yo fuera presidente del partido libertino, me ahorraría el cinismo.

Saludos.

2 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Con la burocracia justiciera a ido a parar. Tengo cuidado, y vigile cuando vaya a cruzar de acera.

David Morán dijo...

Amigo Mickel:

Como si no bastara la delincuencia común... ;)

Saludos