lunes, mayo 12, 2008

Genialidad de la mente estadista


Hay cosas en la vida que te sacan abruptamente de la boca un sorbo de leche mañanera mientras revisas los titulares periodísticos en Internet. Como el caso presentado por Proceso Digital que a continuación cito:

Gobierno de “Mel” Zelaya en cruzada contra empresas privadas de servicios
• Amenaza con estatizar las plantas térmicas que generan el 70 por ciento de electricidad
• También advirtieron estatizar la importación de combustible y tomarse las terminales de almacenamiento


No se pide perfección en la política, sino algo de coherencia. ¿Pero qué tenemos aquí?

Un partido formado por grupos contrapuestos que pactan la paz en elecciones internas para llegar al poder. Pero una vez alcanzada la meta, ninguna facción con pretensiones disímiles puede convivir en concordia dentro del aparato estatal por mucho tiempo. A eso sumemos corrupción e incompetencia y ya tenemos un cocktail molotov bien cargado.
Aquí cito textualmente lo peor:

La gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Rixi Moncada, amenazó directamente con tomar control de las empresas térmicas, ya que a su juicio es la única forma de resolver lo que ella llama la crisis financiera de la compañía estatal.
La gerente Moncada dijo que solo la combinación de aumento de tarifas y "nacionalizar" las empresas térmicas resolverá a largo plazo el problema de la ENEE.

La funcionaria no dijo nada sobre la pésima gestión de la empresa, ya que sus autoridades nunca han podido resolver las pérdidas en la transmisión estimadas hasta en 20 por ciento.


Es evidente la ausencia absoluta de juicio que se expone. El cagadal administrativo de la empresa monopolística ENEE –crédito absoluto de cheles y cachurecos- hay que resolverlo mediante el robo a ultranza. Que bonito. De seguir así nos van a nacionalizar hasta las gónadas.

El maravilloso “paraíso” económico en que nos hizo vivir el actual Gobierno se desploma cual castillo en el aire. El combustible sube de un trancazo, dejando sin efecto el artificio del subsidio estadista que no sabe multiplicar panes ni peces, pero prolífico, según parece, en remedar disparates de gobiernos populistas.

Saludos.

2 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Lo arreglan nacionalizando, como si en el gobierno hubiera grandes mentes capaces de dirigir una empresa sin pérdidas. Sería la primera vez en la Historia.

David Morán dijo...

Amigo Mickel:
Pienso que quieren ganarse el in-nobel de economía.

Saludos.