miércoles, octubre 12, 2005

Si llueve mal, y si no llueve, pues también

En los últimos días hemos visto como algunos fenómenos climáticos (Huracanes y tormentas tropicales) han afectado seriamente a los Estados Unidos, México y Centro América, sin dejar de mencionar el terremoto ocurrido en Pakistán.

Si hablamos de Honduras, y específicamente de Tegucigalpa, su capital, el impacto de las constantes lluvias acarrea una serie de sucesos lamentables, cuyas repercusiones se asemejan a la devastación perpetrada por un terrible huracán.

En mi opinión tal fragilidad pone al descubierto lo vulnerable que somos ante la menor contingencia; como es de esperase, estamos aprendiendo a lidiar con esta clase de desmanes ambientales, sin embargo considero que algunos factores han contribuido a maximizar el impacto dejado por las fuertes lluvias. Creo que no todo ha sido culpa de la madre naturaleza, el factor humano posee una cuota importante de responsabilidad.

Gran cantidad de personas viven en zonas denominadas “de alto riesgo”, me refiero a colonias marginales cuyas viviendas se levantan sobre las laderas de los cerros y a orillas de una quebrada. Las lluvias provocan constantes deslizamientos e inundaciones arrastrando todo aquello que esté a su paso. El problema es muy complejo, las colonias marginales son producto de invasiones que no han podido ser controladas y la población que reside en dichos sectores se incrementa con rapidez. Sumemos a esto la renuencia por parte de dichos pobladores a ser reubicados en lugares más seguros; pero claro, con promesas de políticos nadie puede dormir tranquilo, eso lo comprendemos, el resto, creo que son problemas culturales.

Y hablando de cultura, la falta de la misma en el plano urbanístico deja mucho que desear, el mal manejo de la basura, para citar un ejemplo, hace que los drenajes se llenen de residuos hasta el tope, lo que obstaculiza el flujo de las aguas lluvias por las alcantarillas. El resultado es obvio, los vecinos tienen una inmensa laguna frente a sus casas cuyo nivel de profundidad llega a tocar los techos de los autos (Y no hablo de zonas marginales).

Las deforestación es otro lío a mi entender. Si conserváramos intactos los bosques aledaños a la ciudad capital reduciríamos un poco el impacto de las inundaciones, sabemos que los bosques retienen gran cantidad de agua lo cual puede ser de gran ayuda; pero no, seguimos con la tala y quema de los bosques provocando otros problemas tales como la erosión.

Considero que no es fácil para ningún alcalde asumir las consecuencias de tales desastres, pero sí pueden aportar mucho en lo que concierne a planificación urbanística; Tegucigalpa, a pesar de todo, posee su belleza particular que pocos gustan apreciar, eso no podemos objetarlo aquí. Si lográramos consolidar una autentica cultura urbana en la población capitalina, la cual nos permita protegernos a nosotros mismos de nosotros mismos, enfatizando la prevención, habremos logrado ya un importante avance.

7 comentarios:

Amon dijo...

Just cruising the blogosphere and came across this great blog - excellent articles - Amon
If you have a moment please take a look at my site: Fitness Training

scape95 dijo...

Pues... un inicio magnífico. Muy acertado identificar a los humanos en una buena parte de las consecuencias de los desastres naturales.

Salu2!!

ShAdOw dijo...

Ya lo esperaba me emociona mucho los inicios y este ha sido uno de los mejores... y como hemos comentado con anterioridad, somos nosotros mismos quienes tenemos en nuestras manos el cambio a todo lo que nos pasa... la naturaleza solo toma lo de que es de ella...

Mucha suerte en lo que inicia y que nos permite reflexionar y hermanarnos en alguna causa en común...

Un fuerte abrazo mi querido David.

Michi dijo...

Ha habido alguna vez inundaciones importantes en tu ciudad? es habitual?

LUIS AMÉZAGA dijo...

Observo que las últimas aguas han causado daños materiales y trastornos en la ciudad de Tegucigalpa, pero no parece que haya habido pérdidas humanas. Aunque considero que las cosas son parte de las personas, su prolongación física.

Como tú bien dices hay pocos blogger hondureños, pero los que haya espero que se pasen por El Catracho y te den las réplicas que enjuguen el blog y nos aporten la mirada de Honduras a los foráneos.

Aquí nos vemos, amigo david, llueva o no, con paraguas o sin él.

David Morán dijo...

Shadow. Concuerdo contigo, países como los nuestros tienen muchas cosas en común, lo que nos debe permitir entendernos mucho mejor, así mejoramos el apoyo.

Don Michi, las inundaciones más catastróficas fueron producidas por el huracán Mitch, quiero decir, cuando era tormenta tropical. El paso del Mitch dejó grandes pérdidas materiales y humanas. Como lo relato, siempre ocurren diversos problemas relacionados con las frecuentes lluvias en algunos sectores de la capital, generalmente en las llamadas zonas de alto riesgo.

Amigo Mickel, quizá en los últimos días no se hayan reportado muertes, pero si han ocurrido. Fuera de Tegucigalpa, en la zona Sur de nuestro país, se produjeron grandes daños y pérdidas a causa de las inundaciones. Hasta hace poco el gobierno comenzó a poner cartas en el asunto, creo yo, con cierto retraso. Por supuesto que la magnitud del problema no es tan grande como lo acontecido en Guatemala y El Salvador, sin embargo también tenemos dificultades con respecto a estos fenómenos climáticos, y muy serios. Espero que el gobierno reconozca esto.

Gracias a todos por seguirme, sé que esto involucra más trabajo para ustedes, no se fatiguen tanto, vengan cuando sobre el tiempo.

Tbo dijo...

Pues sinceramente, a mi lo del Pollo con su cambio climatico me tiene el cerebro frito. Así que soy bastante pesimista en cuanto a lo que se puede hacer. Tienes razón en todo lo expuesto, pero tal y como yo lo veo, la solución es global y ni aún así estamos ya a tiempo de parar el fenómeno. El calentamiento del agua y la deforestación tendrá como resultado algo más que tormentas, huracanes y tifones en esa zona de America, soy pesimista pero se que la solución esta en los paises desarrollados. Los Americanos no quieren cumplir con el protocolo de Kioto sobre las emisiones de CO2 que reducen el Ozono que nos protege. Demasiado egoismo para salvarnos a tiempo de nosotros mismos. PREDICCION; IRÄ A PEOR.

P.D. La culpa es del Pollo, ya lo dicen los periódicos.