miércoles, octubre 29, 2008

La novela, hoy y siempre


En el blog de literatura Papel en Blanco leí un interesante post que habla sobre la última obra del escritor mexicano Carlos Fuentes. Me llamó mucho la atención una de las respuestas que el autor de Aura brinda en esta entrevista. Aquí la cito:

"Vásquez pregunta si Fuentes aspira a la novela total. Él lo descarta de plano: su novela es larga pero no total. La idea de una novela perfecta es absurda, dice. Lo apropiado es hacer una proposición controlada de imperfección con tu obra. Aunque fuera posible dar con el texto infalible, continúa, la falibilidad seguiría existiendo del lado del lector. La novela perfecta nos rechazaría a nosotros."


En efecto, la novela perfecta, plena, total o como se le quiera mirar, podría ser tan indescifrable como ilusoria para la mente humana. Pensar en ello sólo disloca el cerebro y perturba la conciencia. Devaneo inútil supongo. Hay que escribir intentando comprender esta idea.

La novela tiene una función muy especial, estética aparte, de la cual los seres humanos podemos sacar provecho, y aquí Fuentes dice el por qué:

"Lo que la ciencia opera a través del método, la literatura lo hace con la imaginación. La novela es una herramienta de conocimiento, imaginación y sentimiento, dice Fuentes. Y la imaginación es la transformación de la experiencia en conocimiento."


Los nuevos formatos de lectura –como éste por ejemplo- podrán cambiar nuestra forma de leer, pero sin duda la novela, en esencia, será un género inmortal capaz de adaptarse a cualquier medio que el futuro le augure, manteniéndose vigente a la hora de preservar nuestro conocimiento de forma dinámica.

Saludos.

2 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Existe alguna novela inmortal, que no es lo mismo.

Ysaías Núñez dijo...

Pues, poco a poco los e-book cobrarán el prestigio perdido (supongo)por los textos en físico.

Ya veremos, me gustó el post.

Otra vez saludos desde Venezuela.