miércoles, septiembre 17, 2008

¿Mansa Paloma?


Luego de regocijarme con día de las palillonas en… perdón, quise decir el día 15 de septiembre donde se celebran las fiestas patrias, me encontraba ayer miércoles por la noche disfrutando la película Ricardo III cuando de pronto se me va la señal del cable. Me avisan, fíjese usted que coincidencia, que hay una cadena nacional perpetrada por individuos de la misma calaña que presenta la película pero, sin dudas, con mucha menos clase.

Pues sí, antes de pasar a ver el comunicado ya estaba lanzado todo tipo de diatribas contra el oficialismo que me entorpecía mis sabrosos ratos de ocio, suficiente he aguantado con tanta promoción millonaria-supongo- que se gastan para convencernos que el ALBA es bueno, hasta parece que nos quisieran lavar el cerebro con tanto anuncio. Sin embargo, el mensaje que divulgaron fue de mi agrado. Debo confesar que me equivoqué, pero esto se debe a lo prejuiciado que me tiene el actual gobierno y, por supuesto, a sus queridos amigos de la oposición, como él los nombró, si no me equivoco.

El Irreversible se ha vuelto muy reflexivo en estos días. Aparece humilde y más blanco que nunca ante las cámaras, comentando que está en la entera disposición de recibir al nuevo embajador de Gringolandia en Honduras y renovar las buenas relaciones con ese país. Bien. El señor Hugo Llorens ingresa a Honduras muy sonriente y optimista, a pesar de que el Irreversible le ha montado maseta a su nación culpándola de todos nuestros males, haciendo coro con el resto del destacamento de comandantes “libertadores” con su marcada entonación populista. Qué coincidencias, qué coincidencias. Qué pensará Fidelito de todo esto.

En ese momento se me olvidaron tantas cosas, por ejemplo, las misas negras entre presidentes de poderes estatales, las pugnas políticas que atajan rivales antes de elecciones internas, el alto índice de violencia que nos tiene como uno de los países más peligrosos del mundo, en fin, tantas cosas sin arreglar y otras bajo la sombra del misterio.

Puede que el nuevo embajador sea el as bajo la manga de Bush en contra de pitichávez, con el cual seducirá a Mel –lo veo difícil por lo comprometido que ésta- y consiga lo que sus correligionarios no han logrado, ponerlo centrado, políticamente hablando.

Quedó resentido luego que lo abuchearan el 15 y bañaran en el estadio a su querido bloque impopular, quizá con estas impropias y abusivas formas de protesta medite mejor las cosas; su “mercadotecnia” no es tan afectiva como pensó.

Quiéranlo o no algunos hondureños, Los Estados Unidos es nuestro principal socio y aliado. Incluso más que cualquier país sudamericano. A pesar de los insultos recibidos, merecidos y no, los gringos siempre están en la disposición de cooperar y validarnos como un agente importante en la zona.

Por esas declaraciones tan alentadoras el Irreversible se ha ganado un merecido punto. Eso deja el marcador 1-100. Pero vamos, que las esperanza es lo único que no podrá perder.

Saludos.

2 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Don Manuel no puede evitarlo y su vocación es la de aguador de los ciclistas líderes de su equipo: Chávez, Los Castro, y hasta tiene que servir de grigario a Morales que ya es rebajarse. Cada uno elige su lugar en el mundo, y algunos prefieren ser los cuartos de cuatro, que los vigésimos de cien.

David Morán dijo...

Son las paradojas de la política, amigo Mickel.

Para revelarse ante unos resuelven rebajarse, hasta el fango de la idiotez, a otros.

Saludos.