lunes, agosto 13, 2007

La Gallina Increíble


Kalimán solía decir que: "No hay fuerza más poderosa que la mente humana y el que domina la mente, lo domina todo."

Parafraseando la cita célebre-para quienes fuimos habidos lectores de sus historietas en la infancia- del hombre increíble, se podría explicar fácilmente la situación política actual:

No hay negocio más poderoso que el de las telecomunicaciones, quien domina las telecomunicaciones, lo domina todo.

Tal es el caso que hay quienes nos advierten -o pretenden escandalizarnos, según veo- de una posible ruptura del orden constitucional cuando se tocan estos intereses, fruto de desacuerdos entre poderes estatales, supuestamente. Se pugna por proteger el bolsillo catracho, evitar el tráfico gris de llamadas al extranjero o proteger las ganancias de Hondutel, un negocio-dicen ellos-de todos los catrachos. Yo no trabajo en Hondutel, ni la mayoría de mis compatriotas creo, no logro entender cuál podría ser mi beneficio en eso.

Entiendo, primero, que esa es la gallina de los huevos de oro, o una especie de manzana de la discordia, como se quiera ver. Segundo, si un funcionario público-político- me dice que las utilidades ganadas de una empresa estatal serán empleadas en proyectos sociales y que, con eso, queda justificada su participación en el mercado como árbitro y competidor en el mismo negocio pues, qué creen?.

Es bien sabido a lo largo de la historia política catracha lo que hacen los funcionarios públicos con las ganancias del estado-de todos-. Y bien sabido también lo que pensamos, por lo general, las personas naturales y ordinarias sobre este tipo de -pretextos-argumentaciones, se nos levanta, de forma involuntaria, una ceja en señal de sospecha, no de coqueteo. Por tanto, creo que soy víctima del escepticismo cultural forjado en nuestro país.

Saludos.

3 comentarios:

Aaron Ortiz dijo...

Tristemente cierto David, La verdadera motivación detrás del llamado socialismo, es que los corruptos puedan enriquecerse más fácilmente.

El socialimo y comunismo denuncian a los capitalistas por enriquecerse, pero al nacionalizar la industria y eliminar a la burguesía y la clase media, toda su riqueza pasa a los corruptos que tienen nexos políticos, pero nunca al pueblo.

David Morán dijo...

Me parece acertada su opinión, Aaron. Por esa razón ya no caigo más en el proselitismo demagógico socialista que siempre agita a la gente sencilla y humilde en nuestro país. Al fin y al cabo, estos supuestos defensores del pueblo también son políticos con desmesurados intereses de poder.

Saludos.

Tbo dijo...

Y no sólo en Honduras..., todas esas compañias que acaban o empiezan con "tel", son aves de rapiña, en todos los paises, las justificaciones son en base a..., Haber que saco hoy de todo esto?