lunes, mayo 21, 2007

Progres

Entendiendo el término Progre

Al ver por primera vez esta palabra, que conocí en el Internet hace mucho, se me vino a la mente su carácter peyorativo antes de terminar de leer la frase en la que venía imbuida, no era para menos, había acertado. Evidentemente, es la palabra con la cual, según veo, algunos liberales refutan con astucia ideas de izquierda y a quienes aún conservan cierto enfoque ideológico-político inspirado en el marxismo, ya que, generalmente, se hace pasar precisamente por liberales.

Así, la palabra progre se deriva, según entiendo, de progresista. Es decir, una persona de pensamiento e ideas innovadoras, abierto al cambio y a la mejora continua. Apoyándose en principios tales como igualdad, libertar y amor fraterno, muchos individuos planifican para sí-e intentan hacerlo para los demás- una sociedad justa, próspera e igualitaria. Lastimosamente, en la práctica esto no resulta ser todo lo contrario; una sociedad sumergida en la injusticia, subdesarrollada, donde no se respeta al individuo como tal, sino que se le somete a una igualdad decadente. Aquí se juega mucho con la palabra libertad, al punto que uno no sabe distinguir entre un verdadero liberal de ideas progresistas al denominado progre político. Pero con algo de instrucción se puede separar la paja del trigo. Digo yo. Intentaré darme a entender.

Izquierda a lo Robespierre

La izquierda política enfatiza la igualdad social como uno de sus pilares fundamentales, contrarios, o sobre, los valores individuales y la tradición que generalmente es apoyada por la derecha política. Tales enfoques (derecha-izquierda) surgen de aquellos lejanos tiempos que precedieron a la Revolución Francesa. Hoy en día, según veo, su significado a variado, e incluso para muchos es algo obsoleto. Pero hay algunos que aprecian más la visión original. Resulta paradójico saber que uno de los políticos revolucionarios más prominentes de aquella Francia, el radical Robespierre, haya apoyado tres derechos fundamentales para el hombre a base de la misma guillotina monárquica que, junto a sus copartidarios, dieron de "baja", considerado como el primer dictador moderno de la historia tiempo después. Vaya revoluca.

Liberalismo Hondureño ¿Existe?

Aquí es donde las aguas se revuelven, porque los progresistas políticos se consideran liberales en sí, puesto que han abrazado los principios del liberalismo “clásico”, añadiendo la mística de renovación y desarrollo que ni ellos mismo entienden. De ahí que tengamos una idea de liberalismo muy anticuada, una concepción del progreso bastante obtusa y, desde luego, poco crecimiento, desarrollo y una precaria calidad de vida.

El liberalismo se revitaliza, hoy en día promulga siempre la libertad y, por ende, el progreso a base del desarrollo de las libertades individuales y el respeto a la propiedad privada, frente a las ideas colectivistas e igualitarias, frente al exagerado intervencionismo estatal, tanto en ámbito económico como individual, rechazando cualquier forma de totalitarismo político. Economistas como Ludwig Von Mises, dentro de su área, acuñan el término Neoliberalismo en esta ideología reivindicando su presencia y diferenciándola de las palabras de pseudo-liberales y los liberales conservadores (clásicos) que se autodenominan progresistas alrededor del mundo.

El partido "Liberal" de Honduras

Resulta sorprendente que el partido liberal hondureño sea, a veces, más conservador que su contrario, el partido nacional. Acuñando en la gente su rancia idea de liberalismo; casi a lo Robespierre en el caso de los nacionalistas. Pero esos tiempos de domino totalitario conservador contra aquellas ideas revolucionarias progresistas en nuestro país ya pasaron, algunos quizá no lo puedan superar. No me sorprende que muchos pensadores e ideólogos marxistas-leninistas también se adhieran al partido liberal en un revoltijo que no logro entender. A lo sumo, parece que los partidos políticos en Honduras están castrados de su respectiva ideología y sus miembros se conforman con gobernar según sus intereses de grupo.

Influencia del Pensamiento Progre en Honduras

No hace falta que lo explique, lo vemos a diario, miremos como los gobierno y sus enormes instituciones de enmarañada burocracia, empresas junto con sus mercenarios políticos desaceleran el progreso de la nación, mientras, los partidarios del socialismo añoran, apoyan y admiran formas de gobierno totalitarias que ya demostraron ser un rotundo fracaso en el pasado.

Ejemplos de progresía extendida en Honduras

Partidos políticos, centrales obreras (que al marchar en las calles parece que están haciendo proselitismo político más que protestando), algunas iglesias o sectas, asociaciones estudiantiles, ambientalistas políticos (no científicos), algunos colectivos feministas y de homosexuales, escritores, poetas, músicos, profesores, ONG,s paternalistas, colegios y escuelas públicas, usted y yo algunas veces o casi siempre. Bueno, la lista puede continuar.

Y así termino con esta perorata, claro que existen progresistas en Honduras. pero sin la tacha política, no lo dudo; sin embargo resulta difícil que destaquen pues hay muchos que tienen los puestos clave amarrados y al pueblo bien adoctrinado .

Saludos.

7 comentarios:

David Morán dijo...

Para referencia. Términos tales como Izquierda política, Derecha política, Liberalismo, Neoliberalismo, nombres como Ludwig Von Mises, Robespierre pueden ser citados en Wikipedia, donde basé parte de esta entrada. No coloqué vínculos para no crear demasiado relajo.

Aclaración: La entrada presenta contrastes a grosso modo, nada más, quiero explicar mi parecer, no inculcar algo; puedo equivocarme en algunos aspecto, por eso ruego al lector que pretenda comentar favor no entrar en discusiones innecesarias, creo en el debate sin caer en situaciones d agresivas es productivo, lo digo porque estos temas políticos siempre causan líos, pero es necesario desahogarse. Y no tomarlo tan a pecho.

Saludos.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Bien expuesto. Según mi parecer el liberal adopta el progreso que ampara la mejora de todos y cada uno de los individuos respecto a los poderes fácticos, y adopta el espíritu de conservar esos progresos conseguidos. Por eso el liberal no es de izquierdas o derechas, ni progresista ni conservador. Cada cosa en su momento.

Martin Bolivar dijo...

Exacta la definición de Luis Amézaga, que sirve para aclarar el concepto de liberal, que en algunos casos se pretende desprestigiar. Un blog interesante El Catracho. Lo seguiré leyendo.

Irina Orellana dijo...

Estimado David:

De que manera podrán aquellos que verdaderamente desean tener una sociedad justa, próspera e igualitaria, abrirse camino en el ámbito político de nuestro país?

Crees tú que esto sea factible en nuestra Honduras algún día?

Estamos condenados a seguir siendo gobernados por los mismos? Por sus actos y actitudes, para mí los liberales y nacionalistas en el fondo, son la misma cosa. O ves tú alguna diferencia sustancial?

David Morán dijo...

Amigo Mickel:
En efecto, ser liberal es algo más que ser político, a veces no tiene nada que ver, tengo mayor simpatía por esta corriente ideológica que otras. Esto te lo debo agradecer a ti y a otros blogger por brindar su apreciación personal sobre el tema que ha ampliado mi conocimiento.

Martin Bolívar:
Gracias por visitar este blog, estaremos pendientes del tuyo también.

Estimada Irina:

Contesto tus preguntas:
Desde mi punto de vista, creo que abrirle campo a la libertad es responsabilidad de en de cada uno de nosotros, no e gobiernos; a los políticos les tocaría ceder o conceder espacios, lo malo es que no dejan. Creo en la justicia pero eso de igualdad me da un poco de temor.

Claro que será factible algún día, no hay mal que dure tanto ni babosos que lo aguanten. Aunque esto no necesariamente se traduzca en revoluca sangrienta o consista en la usurpación del bienes privados a favor del estado.

Comparto tu idea en gran medida pero no de forma total, pues creo que algunos políticos se han hecho diferenciar con posturas ideológicas bien definidas de sus contrarios (aunque no necesariamente benéficas), pero la mejor manera de diferenciar al resto es por el color de las banderas, digo yo.

Saludos

Tbo dijo...

Uff, David este post me ha tumbado, demasiado para mi a estas horas, esto con un carajillo (café y ron) en un café hondureño queda de miedo. ¿No serás un "progre" sin ideas propias?. Al de la foto ya le vale, estoy hasta la boina de la utilización del Che Güevara como simbolo del socialismo, de un ideal utópico, que ya paso a la historia.

David Morán dijo...

Camarada Tbo.

A estas alturas de la vida e historia humana, creo, no queda mas que hacer nuestras las ideas de aquellos que ya pasaron (ancestros), a lo sumo, vivimos de la reinterpretación ideológica y la comprensión profunda. Eso sí, la ciencia avanza y la tecnología la sigue. Yo también estoy un tanto cansado del ese supuesto símbolo de “libertad” en las manifestaciones populares por aquí donde vivo.

Saludos y no te desveles tanto.