miércoles, junio 21, 2006

Privilegios de las Elites

La posición del gobierno de Mel para encarar la actual crisis que vive el país (mas las que próximamente se avecinan) es, en mi opinión, bastante cuestionable. Pero bien, le toca lidiar con las elites profesionales de nuestro país, las misma que ostentan el privilegio de estatutos salariales que les aseguran incrementos en sus bolsillos cada cierto período.

Pero bueno ¿No se supone que los salarios, al igual que las mercancías producidas, deberían regirse por la oferta o la demanda? ¿Por qué se aprueban en el ceno del congreso nacional estatutos proteccionistas que, a la larga, desequilibrar las finanzas del estado? Los resultados están a la vista, el gobierno no puede pagar a los empleados públicos incrementos salariales e, incluso, el salario presente. Como es ley, las elites reinantes a esfuerzo de huelgas y toma de carreteras, pretenden conseguir lo que ya es un derecho.

Esté lío lo arman los mismos políticos al aprobar dichos estatutos con el propósito de obtener mas votos para la siguientes elecciones, pareciera que les importa un carajo el país. Las nuevas (y ya típicas) confrontaciones con el magisterio, mas tarde que temprano se resolverá como siempre a sucedido. Los maestros quedarán saciados recibiendo las promesas de pago y nuestros gobernares respirarán tranquilos. Eso sí, sacará dinero Dios sabe de dónde y quién sabe cuantas iniciativas sociales que nos benefician a TODOS jamás se realizarán.

Las víctimas, como siempre, serán los estudiantes al perder sus clases debido a huelgas, paros y reuniones informativas. La calidad de la educación merma año con año y sin la calidad educativa, nuestro talento humano se volverá menos productivo y competitivo.

Resultará muy difícil progresar de esa manera, si seguimos subsidiando transportistas que incrementan de forma desmedida sus unidades, sin ninguna aparente regulación. Pero más difícil será convencer al pueblo hondureño de que todas estas medidas proteccionista, con el paso del tiempo, sustentan la vida de unos pocos a costillas de TODOS, mientras que los beneficios que recibimos por tal sacrificio es relativamente pobre. El partido liberal demuestra una vez más que su voluntad política no sustenta la ideología que supuestamente profesa.

La justicia es un derecho, pero las leyes, por ser leyes, no siempre son justas.

Saludos

5 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

¿Tan pronto empiezan a pedir cacho, a sangrar a la sociedad? No han estado ni un año apretándose el cinturón.

Si las élites escriben las leyes, otros las padecen.

Cesarius dijo...

Te leo, te releo, y sin duda tienes la boca llena de razón... sólo me quedo preguntando: ¿Qué hacemos? ¿Nos unimos? ¿Nos seguimos quejando? ¿Nos encomendamos a Dios?

hmmm mejor sigamos blogeando ... sniff

Si suena a impotencia.... sí... eso es... :-(

David Morán dijo...

De alguna manera estamos unidos, puesto que compartimos las mismas apreciaciones sobre la actual situación nacional. Seguimos quejandonos como siempre, también nos recomendamos a Dios , sobre todo cuando salimos a la calle. Ah, y vontinuaremos blogeando también, por algo se empieza, para liberarnos de la impotencia.

Saludos

wilson dijo...

Ay David, cómo te entiendo. Cualquier día os llega un radical y se queda con el cuchillo de repartir el pastel.

Irina Orellana dijo...

Estimado David:

Muy de acuerdo con tus comentarios. Lo peor es que esto no terminará con los maestros. Luego vienen los de la ANDEPH, las enfermeras, los médicos.
El resto, no tenemos ningún tipo de protección o garantía de mejora salarial...lo único seguro es que si hay incremento de impuestos, la pobre y reducida clase media, es la que llevará la peor parte.

Para nadie es secreto que los ricos y poderosos no cumplen con sus obligaciones fiscales, o si lo hacen, cumplen a medias.

Nosotros nos desahogamos mediante el bloggeo, otros lo hacen con el mundial y continuarán con la proxima liga nacional.

Saludos!