viernes, agosto 24, 2007

Honduras y Taiwán


Proceso Digital muestra un reportaje sobre la visita del presidente Taiwanés a Honduras.

¿Que podemos decir a favor de Taiwán?. Los habitantes de la isla de Formosa han edificado un emporio industrial de gran cuantía económica, no se conformaron con producir meras materias primas, también apostaron por la elaboración de tecnología avanzada que es más generosa a la hora de dar dinero. Esto no quiere decir que la vida por allá es de color de rosa, todo lo contrario, parece tener color de hormiga debido a que su status político pende de un hilo, o de la paciencia de Pekín. No sé.

Lo cierto es que anda buscando aliados que le ayuden a oficializar su identidad como república ante la comunidad internacional. Mediante ayudas económicas a países pequeños como Honduras pretende alcanzar dicho objetivo, pero son pocos los que se atreven a eso, el gigante rojo tras su espalda intimida a cualquiera.

El gobierno de Oscar Arias en Costa Rica, ese premio Nobel controversial que se lleva todo el crédito por los procesos de paz en Centroamérica durante los años 80, decide romper con Taiwán para poder comerciar tranquilamente con China continental, pues las condiciones del gigante son evidentes con respecto a las “amistades” con su apéndice rebelde, a parte que su enorme mercado es, en sí, muy tentador. Arias es un hombre bastante práctico, buen político. El resto de los países de Centroamérica sólo debe tener bien claro que, en política internacional, ser práctico no es precisamente sinónimo de lealtad.

No creo que el presidente Chen-shui bian se vaya contento a su isla, no lleva nada seguro. En una entrevista que dio a TN5 sorprende saber que Taiwán sede ayuda económica a Honduras sin pedir ninguna rendición de cuentas, sabiendo como son las administraciones públicas en este país; a veces es preferible nadar entre pirañas, al menos ellas te dejarán los huesos.

Si Taiwan confía que sus donaciones a nuestro país están siendo bien empleadas y no hay necesidad de auditorías pues... veo que estos asíaticos están más interesados en proteger sus intereses que en beneficiar al pueblo hondureño. En otras palabras, es la diplomacia del dólar la que manda aquí, aunque su representante diga lo contrario.

Creo que los empresarios catrachos no deben ser ingenuos, no se puede mantener relaciones con Chica y Taiwán al mismo tiempo.

Los hondureños mejor emulemos el espíritu emprendedor taiwanés .

Saludos.

4 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Interesante. Ya sabemos que las relaciones internaciones son un difícil equilibrio de intereses. Ignoro cuál es la estrategia de Taiwán en Honduras. Pero supongo que dependerá de la inteligencia de los gobernantes y empresarios hondureños para compatibilizar al gran chino con otras amistades. Los países pequeños deben jugar a una aparente neutralidad política que les sirva para extraer beneficios de unos y de otros. Es una estrategia comprensible y posible mientras no te aprienten demasiado las tuercas.

David Morán dijo...

Amigo Mickel:

Es una estrategia comprensible comerciar con ambos pueblos, pero en la posibilidad está mi duda. Ya tenemos un ejemplo claro con la abrupta determinación de Costa Rica. Pero Bueno, habrá que esperar.

Saludos.

Tbo dijo...

Los reyes magos son de Oriente ¿verdad?. Espero que cada vez necesiteis pedir menos cosas. Hay que producir mas y mejor y en esto los orientales son los Reyes.

David Morán dijo...

Espero que algún día no dependamos de esas ayudas, camarada Tbo.

Saludos.