miércoles, febrero 28, 2007

Ferrari en Honduras


Hace tiempo quería comentar algo acerca de esta belleza. Si, fue el año pasado cuando venía del trabajo y observé algo que me maravilló los ojos. Dos autos Ferrari F430 coupe y spider luciéndose en una importante vitrina de automotores. Nunca pensé que vería en vivo y en directo estas maravillosas máquinas de correr y quemar llantas. Pero ahí estaban. No me aguante las ganas y, junto a mis ex-compañeros de trabajo, decidimos verlos de cerca, palparlos un poco sin dejar de preguntarnos quién o quiénes serían los dueños de estos bólidos. Recuerdo que mucha gente se negaba a creer que pertenecían a la marca del caballito italiano, debido a que son vehículos que sobrepasan los cien mil dólares. Por como lo veo en Honduras hay tipos que se dan semejante lujo. Bien decía Mon Cardenal Rodríguez que hay dinero pero este pasa metido en pocos bolsillos. Otro dirigente de la Iglesia Católica comentaba en un noticiero que simplemente sacan el dinero del país y lo van a invertir en otros lugares. Que divertido, uno sufriendo por algunas medidas neoliberales para que ellos amasen fortunas y nada. Se supone que era aquí, señores, en su tierra, donde deberían poner el capital, resulta mas fácil supongo. Vaya emprendedores que son algunos.

Desde luego admiro los autos Ferrari a pesar de no ser mis preferidos, o añorados. Por cierto ¿Se imaginan ustedes un Ferrari por cualquier calle de tegus? Porque yo no pasearía una máquina de esta naturaleza donde sea, de lo contrario sería presa fácil de buseros y taxistas y luego quién te lo paga.

Enzo Ferrari, fundador de esta prestigiosa marca, fue uno de esos empresarios emprendedores que apostó por su país y salió ganando. No le fue fácil, pero al fin creo una de las empresas mas famosas del mundo. Aquí les dejo un link con su video biografía del buen sitio motorpasion. En Honduras está todo por hacer.

Video Biografía de Enzo Ferrari.

Saludos

3 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Mirar, pero no tocar. Aparte de poder pagar ese fortunón por la bala roja, luego hay que darle de comer, que tampoco debe ser barato.

Tbo dijo...

Pequeñeces, ¿quien no tiene un ferrari hoy en día?.

David Morán dijo...

Amigo Mickel:

En efecto, lo triste es ver como los dueños los hacen pedazos por no saber conducirlos también.

Camarado Tbo:

Disculpeme usted señor, pero no todos contamos con los incalculables recursos económicos del Pollo.

Saludos a ambos.